Primera Regata con el Samsara G-SHOCK

Hace tiempo que no escribo, desde mi primer intento fallido de la clasificatoria de las mil millas. Lo siento mucho! Veía en las visitas de la web que entráis y yo sin actualizar nada… qué poca vergüenza.

Saliendo del Port Olímpic un día muy tranquilo

En realidad ha sido porque ha estado todo bastante parado. El tiempo en Barcelona no ha acompañado y han tardado bastante en reparar el botalón, aunque ahora ya volvemos a estar 100% operativos y a la espera de un buen parte para intentar las mil millas de nuevo.

El pasado fin de semana (sábado 30 de enero) hice mi primera regata con el Samsara. Se trataba de un recorrido de 15 millas para solitarios y tripulaciones a dos, organizada por el Club de Mar del Port Olímpic. Salida de Barcelona, vuelta a la piscifactoría del Masnou y vuelta. La salida estaba prevista para el sábado 23 pero por falta de viento se trasladó a esta nueva fecha, en la que sí tuvimos más suerte con las condiciones.

El tracker de mi recorrido

Viento de tierra, al principio de unos 11-15 nudos, pero que rápidamente subió hasta 18 con rachas máximas de 25. Un viento que para ir en solitario o a dos, hace las cosas bastante exigentes. Hay que estar muy atento todo el rato para no ponerse el barco de sombrero cuando entra una racha fuerte… lo cual me sucedió a mí en particular varias veces. Salí con un rizo en la mayor y el génova pequeño, pero el primer bordo era un través o sea que nada más salir izé rápido el código cero. Una decisión acertada ya que enseguida me puse a 12-14 nudos de velocidad y dejé muy atrás a mis rivales, embarcaciones bastante más grandes (aunque también más pesadas y con menos vela en proporción).

Todo iba bien hasta que empezó a subir el viento y el enorme código cero era demasiado complicado de controlar si quería hacer rumbo directo a la piscifactoría, o sea que me fui a la proa a enrollarlo. Me costó mucho porque tengo el cabo sinfín que utilizo para ello demasiado corto. Hubo un momento en el que tenía los antebrazos hinchados, nada de fuerza para poder cerrar las manos, pero es una de las circunstancias en las que te ves navegando en Mini. Hay que enrollar la vela, no tienes fuerza, no tienes ayuda… pero hay que enrollarla como sea. Siendo consciente de ello me concentré y con esfuerzo logré recogerla, quedé exhausto.

El día de la regata hacía bastante más viento que el que tomé esta foto!

Lo malo del viento de tierra es que es precisamente muy racheado. La suerte no me acompañó demasiado ya que justo al llegar a Masnou, la costa creaba un desvende extraño y me quedaba casi parado sin viento. Los demás barcos se fueron acercando por mi popa y se quedaban empantanados a mi lado, volvíamos a estar todos juntos intentando aprovechar la más mínima brisa para dar la vuelta y volver a entrar en el viento que había más atrás. Volví a sacar el código y arranqué de los primeros, pero una vez dada la vuelta a la piscifactoría el rumbo hacia la llegada era de un bordo de ceñida en el que no podía usar esta vela.

Con rachas de hasta 25 nudos y con sólo un rizo en la mayor, me costaba bastante avanzar. Mi velocidad no llegaba a los 5 nudos y los barcos más grandes en cambio iban bastante cómodos y rápidos, o sea que tuve que conformarme con aguantarles el máximo tiempo posible para que no me sacaran demasiada ventaja. Hubiera sido ideal llevar otro rizo y quizá también el rizo del foque para ir más plano, pero la ceñida que quedaba por delante era sólo de unas 6-7 millas nada más y si me paraba para amarinar el barco perdería demasiado tiempo. El barco escoraba muchísimo en la racha y tenía que trabajar muchísimo la escota de mayor para no quedarme parado. Al final sobre las 14:17 cruzaba la línea de llegada.

Como hacía sol y el viento estaba fuerte, me quedé entrenando un rato más. Izé el spi pequeño, monté otro rizo en la mayor… Disfruté un poco más de la velocidad y adrenalina y volví a tierra.

Ahora empieza el sprint final de preparación del Trébol, el barco en el que trabajo, o sea que tendré menos tiempo para el Mini… aunque no lo descuido y saldré a entrenar siempre que las condiciones sean apropiadas. La verdad es que dudo que vaya a tener tiempo para volver a hacer las mil millas antes de abril, que es cuando subiré a La Rochelle para participar en las tres primeras regatas oficiales de la clase del año, Demi-Clé (a dos), Pornichet Select y Mini Pavois (solitario). Entre las tres si consigo acabar, sumaré más de 1.000 millas, con lo que ya empiezo a cumplir requisitos mínimos para estar en la línea de salida de la MiniTransat 2011… sin prisa pero sin pausa!!

Al día siguiente me enteré de que mi resultado había sido segundo clasificado de solitarios y tercero de la general por sólo dos segundos. Aunque no competía contra Minis, me habían asignado un Rating de Club para poder competir que parece bastante defendible y me permite "jugar" contra los grandes. Estoy muy contento con la organización del Club del Port Olímpic, sobre todo con su simpatía y la invitación a navegar en todas las regatas que organizan muy a menudo. Sin duda alguna estaré en la línea de salida.

Pronto espero actualizaros con más fotos y vídeos, mientras tanto como siempre, muchas gracias por vuestro apoyo!

Página oficial de la V Regata Solitaris i A Dos (CM Port Olímpic)

Go Back



Comment