La pre-regata

August 10, 2011

He aprovechado para venir a Barcelona dos días en escapada fugaz, para comprobar el barco. A final de mayo, cuando comencé la temporada de navegación con el Trébol, dejé encargada una lista de trabajos para hacer: refuerzos de arraigos de poleas, construcción de volúmenes de flotabilidad adicionales, reparaciones, pintura… Cosas sencillas y mejoras que harán más fiable el barco para la navegación de más de 4.000 millas que en poco más de un mes comienza. Para mi desilusión, al llegar al barco ninguno de los trabajos había sido finalizado, estaban algunos a medias y otros sin empezar. Sentí como toda la sangre me bajaba a los pies y mi cara quedaba blanca como un fantasma, al ver el barco lleno de agua de lluvia, suciedad, desorden y promesas incumplidas. Por primera vez en tres años, creí ver al peor enemigo de un proyecto tan complicado: la desilusión.

Se suma que los timones nuevos que encargué hacer, son un desastre de acabados. La salida de aguas es totalmente irregular y mucho más gruesa que la original, y hay deformaciones y alguna zona mal pegada. En esto se fue una gran parte de mi presupuesto, pero al ser una parte vital y con la que he tenido siempre problemas, no me preocupó invertir. Otra vez cara blanca, esta vez de imbécil. No se puede confiar en nadie, por desgracia si quieres que algo se haga bien, has de hacerlo o supervisarlo tú mismo. Quizá la crisis sea el castigo a la dejadez y poco interés en el trabajo. Hasta que no se eduque de nuevo en la ilusión y la alegría del trabajo bien hecho, no saldremos del agujero.

Samsara en La Rochelle en 2010

Pero basta ya de negatividad. He tenido un par de alegrías al comprobar que la placa solar de Solbian Flex que me ha mandado Nacho Ortí es todo lo que prometía, increíblemente ligera y con una potencia de carga genial. También el nuevo asimétrico medio de North y el solent de Quantum tienen buena pinta aunque sólo he podido desplegarlos en tierra e izarlos para verlos muy por encima. Además hace unas semanas nos llamaron de la FNOB para comentar que pretenden darnos una ayuda económica que pagará parte de alguna factura de las que se acumulan y quedan por acumularse. Desde mi club manifestaron hace unos meses también el interés por ayudarme, pero no he vuelto a saber más al respecto y con el cartel de "cerrado por vacaciones" hasta septiembre, mejor no poner muchas esperanzas y seguir centrado y trabajando duro.

Me queda la tranquilidad de pensar que tendré 15 o 20 días de septiembre para dedicar en exclusiva al barco, a terminar de ponerlo a punto, navegar y centrarme. Es duro estar trabajando mientras la mayoría de la flota está haciendo regatas y probando los barcos.

Go Back

Ánimo madden, ahora es cuando más fuerte tienes que ser.

Ánimo Jorge! en menos de un mes en el agua y a disfrutar!!!



Comment